Día Mundial de la Libertad de Prensa en tiempos de fake news,

Periodismo en tiempos de fake news

Ya os hemos comentado alguna vez que, en Equipo de Comunicación, antes que muchas otras cosas, somos periodistas. Hacemos (y muy bien) muchas otras cosas relacionadas con nuestras labores diarias y que nos llevan por los derroteros del community management, la analítica web y el manejo de las redes sociales. pero al final, la vocación es la que manda. Por eso, y desde los límites de nuestras posibilidades, queremos recalcar la importancia de este día para nosotros/as y todos/as los/as compañeros/as de profesión. Hoy hablamos de periodismo en tiempos de fake news.

Y es que hoy es 3 de mayo, día en el que se reivindica la Libertad de Prensa a nivel mundial desde 1993. Este día fue elegido por ser el aniversario de la Declaración de Windhoek, un documento de proclamación de principios aplicados al periodismo libre y sin presiones externas, que fue realizado por periodistas africanos en 1991 durante un seminario de la UNESCO. Este fue el primero y más influyente de una serie de documentos que suponen la defensa y el compromiso de los profesionales a nivel mundial para mantener informada a la ciudadanía, ayudando y formando así del  parte del proceso de toma de decisiones para su vida diaria.

Porque no hay sociedad democrática sin periodismo eficiente y de calidad. La Declaración Universal de los Derechos Humanos establece la libertad de expresión como un derecho fundamental. Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión, incluyendo investigar, recibir y difundir informaciones y opiniones sin limitación de fronteras a través de cualquier medio de expresión.  Ninguna circunstancia debe limitar la libertad del periodista para dar a conocer cualquier información que sea relevante para los ciudadanos.

En un día como este es importante, en un mundo lleno de fake news en internet, e inmersos en procesos electorales recientes, necesitamos recordar que el periodismo debe ser libre, plural e independiente. Y al mismo tiempo, también queremos hacer reflexionar a la misma sociedad que consume la información. Todavía queda mucho trabajo por hacer, pero es de vital importancia que sean los propios ciudadanos/as los que exijan también a los periodistas que realicen bien su trabajo. Solo así todos podremos consumir una información de calidad que nos permita conocer nuestro entorno y tomar decisiones informadas que afecten al futuro de la población.

COMPARTE SI TE HA GUSTADO


RELATED POSTS